Conforme va pasando el tiempo vamos conociendo cada vez más las resoluciones positivas que está teniendo la Ley de la Segunda Oportunidad con distintas personas ya sean físicas o autónomos. Es importante saber que esta ley te da la opción de empezar de nuevo una vida libre de cargas, ya que para ello se ha creado, para dar una segunda oportunidad a todos los deudores que, actuando de buena fe, no pueden abonar las cuotas y se encuentran en una situación económica límite.

Hoy vamos a indagar un poco más para que conozcas a fondo los beneficios que puedes tener al solicitarla y conseguir la esperada exoneración de las deudas.

Las ventajas que tiene la LSO 

A parte de conocer que puedes librarte de todas las deudas que tienes contraídas, esta ley tiene muchos más beneficios que puedes conseguir al solicitarla.

  1. Lo primero de todo que debes saber es que en el momento que inicias el proceso, todas las acciones legales como desahucios, embargo de cuentas o de sueldo, se paralizan.
  1. Todas las comisiones o intereses que te están generando las deudas impagadas también se paran. Por lo tanto, la cuantía no ascenderá como estaba haciendo meses anteriores puesto que todas las entidades congelan el importe que se debe. Aunque respecto a este punto tenemos que aclarar que las deudas con garantía hipotecaria sí que podrán seguir generando intereses.
  1. Esta ley cuenta con una posibilidad para disminuir la deuda contraída a través de quitas. De esta manera se podría rebajar la cuantía si las dos partes aceptan las quitas.
  1. En cuanto al tiempo que la LSO te permite tener cancelada tus deudas, es hasta un máximo de cinco años. Durante este tiempo ninguna entidad podrá reclamarte nada, eso sí, si después de este tiempo eres beneficiario de una herencia o un premio de loterías o similar, pueden llegar a volver a solicitarte la cantidad que debías.
  1. Se elimina los embargos que pudieras tener sobre tus bienes. Al acceder a la LSO y empezar el procedimiento todos los embargos dejan de ser efectivos. De esta manera puedes proceder a venderlos y así pagar parte de la deuda.
  1. Para las personas físicas la LSO ofrece cancelar la deuda total sin tener que amortizarla. Puesto que después del estudio correspondiente y observar que realmente dicha persona no tiene capacidad monetaria para hacer frente a los pagos, el banco debe asumir que el error es suyo al conceder préstamos o créditos a una persona sin liquidez.

Son muchas las ventajas que puedes conseguir solicitando la Ley de la segunda oportunidad. Aprovecha la oportunidad y da el paso para empezar el proceso, eso sí, siempre contando con profesionales que te puedan asesorar y guiar desde el comienzo. Es una ley que poco se conoce desde que se implantó en 2015 y por ello la gente no la solicita. Es importante empezar a saber cómo funciona para empezar a vivir de cero.