El actual confinamiento de la población y el freno forzado de multitud de sectores, aumenta las posibilidades de caer de nuevo en una fuerte recesión económica.

Una crisis sanitaria que afectará a al economía

Las probabilidades de que la crisis sanitaria se transforme casi de inmediato en una crisis financiera son muy altas, además no nos enfrentamos a un problema presente solo dentro de nuestras fronteras sino que hablamos de una recesión global.

El gobierno de España presentó una previsión de crecimiento del 1,6% el mes pasado, previsión que ha quedado totalmente invalidada ante la presencia de un panorama inexistente al momento de hacer los cálculos. Esta previsión además no es la única que ha caído por completo en las últimas semanas, la estimación del déficit presupuestario del 1,8% del PIB carece ahora también de valor, así como los presupuestos elaborados hasta la fecha.

El estado de alarma al que se ha visto obligado nuestro país supone prácticamente la paralización de la economía. Son muchos los sectores que han vivido un “parón en seco” inesperado y sin precedentes: Turismo, transporte, hostelería, comercio minorista, deporte, educación, cultura… Los que a su vez han arrastrado a otros sectores a los que quizá, este frenazo, no les afectaba tan de frente.

Por ahora hemos visto aumentar el número de personas que han ido al paro así como la proliferación de ERES y ERTES. El cierre (Sin fecha límite) de colegios y universidades, el teletrabajo forzado, la cláusula de eventos y centros públicos y la restricción total de los viajes han supuesto un ahogo para la economía tal y como la conocemos. Además, recordemos, no se trata solo de un problema que afecte solo dentro de nuestras fronteras.

Las cifras económicas del Coronavirus

Hacer estimaciones realistas de variables tan delicadas como es el consumo es muy complicado, por lo que no podemos hablar de unos números finales reales, más aún sin saber el tiempo que durará el llamado estado de alarma. Hasta la fecha sabemos que en los últimos meses el crecimiento económico dentro de nuestro país se había resentido, encontrándonos ya en niveles inferiores a un modesto 1%. Con estos datos no sería arriesgado pronosticar que las cifras de crecimiento en España lleguen a números negativos, al sumar el confinamiento y sus consecuencias a las modestas cifras de crecimiento que ya veníamos arrastrando.

Los números caen en multitud de sectores

Tan solo en Madrid el consumo eléctrico ha bajado en hasta un 5%, siendo las cifras muy superiores en la Rioja, donde hablamos de un 12% menos de consumo debido al estado de alarma. Los descensos en consumo de carburante serán, y ya están siendo, muy sonados, además de las ventas minoristas no relacionadas con la alimentación y el sector de viajes que puede llegar a mínimos históricos. Como ya sabemos los datos alarmantes se reflejan también en el comportamiento de los inversores, que se vuelve casi al momento mucho más austero en la toma de decisiones.

Seguiremos muy atentos en ave-fenix.es para ofrecer las últimas noticias en materia de economía que el covid-19 nos obliga a contarte.