Vivir en situación de insolvencia o endeudamiento no es fácil. La cosa se complica todavía más cuando desconocemos las soluciones, no sabemos salir del bache y el futuro nos parece de todo menos alentador.

Y es que en nuestro actual sistema económico son muchas las razones que nos pueden llevar a la bancarrota: La pérdida de empleo, el fracaso de nuestro negocio, el sobre endeudamiento…

Cuando esto pasa la situación de la persona endeudada es cada día más difícil, nadie pone crédito a su disposición y el gran número de impagos puede acabar con su nombre en una lista de morosos.

Por suerte existe en España un proceso llamado Ley de la Segunda Oportunidad, un trámite legal que, en caso de realizarlo con éxito, exonera a la persona de la deuda y con su nombre indica le permite vivir una segunda oportunidad:

¿Qué es la ley de la segunda oportunidad?

La ley de la segunda oportunidad es un procedimiento que da la oportunidad a los deudores o personas con una situación de insolvencia inminente a llegar a un Acuerdo Extrajudicial de Pagos. En caso de no llegar a este acuerdo el deudor podrá solicitar la exoneración o “perdón” de las deudas contraídas.

Esta exoneración de la deuda permite al solicitante empezar de cero de forma REAL, hasta la fecha no se ha promocionado como merece por miedo a que la banca vuelva a experimentar una gran crisis como la que vivió en el año 2012.

¿Cómo se si puedo acogerme a la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad se lanzó en el año 2015 con el objetivo de que cualquier persona afectada por las deudas pudiera encauzar su vida siempre que pudiera demostrar que en todo momento actuó de buena fé.

Pueden acogerse:

Sociedades mercantiles: S.A., S.L., Cooperativas de trabajo…  Personas naturales empresarias: Es decir los autónomos y profesionales. Personas naturales: Desempleados, trabajadores por cuenta ajena, pensionistas…

¿Cómo puedo acogerme a la ley de la segunda oportunidad?

La mejor forma de saber si puedes acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad es contando con un grupo de expertos. Nuestro equipo de profesionales cuenta con abogados y expertos en materia de Ley de la Segunda Oportunidad para guiarte durante todo el proceso.

Este proceso cuenta con dos fases: 

El concurso extrajudicial de pagos: De esta manera se busca reestructurar el sistema de pagos con ventajas para el deudor que pueden suponer quitas y alargar los tiempos de espera. Es un proceso delicado que necesita de la intervención de mediadores y profesionales del ámbito legal.

El concurso consecutivo: Es la fase que se lleva a cabo cuando la reestructuración de pagos no ha sido posible y es la que conlleva el proceso de la exoneración completa de la deuda.

Cómo acabamos de ver acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad puede ser un proceso largo, pero merece la pena por librarte de esa pesada carga que ahora mismo tienes encima.