Si has llegado hasta aquí es porque estás pensando en solicitar la Ley de la Segunda Oportunidad (LSO) para poder empezar de nuevo una vida sin deudas. Si vives en Alicante vamos a dedicar hoy este artículo para que puedas conocer de qué manera puedes empezar a hacer las gestiones necesarias para que acabe cuanto antes tu grave situación económica y puedas volver a tener una vida llena de ilusión a la vez que de posibilidades en el mundo tanto laboral como personal.

Antes de todo, tenemos que destacar esta figura jurídica que se creó en 2015 para combatir las secuelas que nos dejó la crisis económica de los pasados años en nuestro país. Actualmente, con la crisis sanitaria de la Covid-19 que estamos viviendo, la LSO está siendo una vía de escape para todas esas personas ya sean físicas, autónomos o empresas que han tenido que solicitar préstamos y créditos por encima de sus posibilidades para poder mantener sus negocios en funcionamiento. Vamos a darte toda la información que necesitas para que sepas quién y cómo la puede solicitar.

¿La LSO ampara a todo tipo de personas y deudas? 

Pues bien, debes saber que con el paso de los años y los ajustes que ha ido teniendo esta ley, es posible que accedan a ella todo tipo de personas. Pero eso sí, siempre vas a tener que cumplir una serie de requisitos para poder solicitarla.

  1. Todas las personas físicas con una deuda mayor de 15.000 euros pueden solicitar la exoneración de deudas con la LSO. Si tu preocupación y deuda mayor es la hipoteca de tu casa, debes saber que también es una deuda amparada por esta Ley.
  1. Si eres autónomo o empresa, también la podrás solicitar. El procedimiento en estos dos puntos es distinto, puesto que con una empresa deberás entrar en concurso de acreedores mientras que las personas físicas no.

Una vez tenido esto en cuenta, ya conoces tus posibilidades por lo que vamos a explicarte los requisitos que tienes que tener, seas el tipo de figura que seas, para poder salir airoso con una resolución favorable para ti.

¿Qué requisitos tengo que cumplir? 

Para que todo vaya viento en popa y en todo momento con vistas favorables hacia el solicitante deberás reunir los siguientes requisitos:

  1. Actuar de buena en fe en todo momento. Esto quiere decir tener predisposición para llegar a un acuerdo y pagar tu deuda.
  1. Tener total transparencia en tus movimientos bancarios como en los bienes que tengas en propiedad.
  1. Declararse en estado de insolvencia, es decir, para las empresas en bancarrota sin accesibilidad para pagar a los acreedores.
  1. No tener ningún tipo de antecedente penal, puesto que de lo contrario no podrás optar a acogerte a ella.

Ahora ya cuenta con la información que necesitas para poner en marcha tu caso. Asesórate bien en todo momento y no pierdas el tiempo. El cambio lo tienes en tu mano.