Por norma general las deudas contraídas en España tienen una validez de 5 años. Esto quiere decir que si tienes una deuda por más tiempo simplemente prescribe y es como si nunca hubiera existido, no podrás tener consecuencias económicas ni legales derivadas de esta.

Sin embargo esto no siempre se cumple, existen determinados tipos de deuda con una caducidad diferente, es por ejemplo el caso de la deuda de carácter hipotecario que no prescribe hasta pasados 20 años. Para entender mejor cuando prescribe cada tipo de deuda vamos a ver las diferentes modalidades una por una:

¿Cuándo caducan las deudas en España?

Lo primero que debes saber es que una deuda puede no prescribir en el plazo establecido si el acreedor la reclama por vía judicial o extrajudicial, por lo que esperar simplemente a que una deuda prescriba para librarnos de ella no es ni de lejos, una buena idea.

Recuerda que si estás ahogado por las deudas puedes acogerte a la Ley de La Segunda Oportunidad, desde ave-fenix.es podemos indicarte como hacerlo y guiarte en todo el proceso.

Los plazos más comunes para que prescriba una deuda son los siguientes: 

  • Deudas públicas con la Seguridad Social y Hacienda son 4 años.
  • Una deuda hipotecaria prescribe a los 20 años.
  • Deudas de pensión alimenticia, alquileres y facturas de suministros (luz, agua, teléfono…) se mantiene el estándar de 5 años.
  • Las deudas por ciertos servicios profesionales y suministros vencen a los 3 años.
  • Préstamos no hipotecarios procedentes de entidades bancarias vencen a los 5 años, tanto la cantidad como los intereses.

Las deudas contraídas antes del 6 de Octubre la fecha de vencimiento puede variar, ya que la legalidad hasta la fecha dictaba que las deudas contraídas en España no prescriben hasta pasados 15 años.

La Ley de la Segunda Oportunidad o qué hacer si tienes demasiadas deudas

La mejor forma de no acabar en un fichero de morosos y asegurarnos de no tener problemas por la deuda es pagarla, así de simple. Sin embargo sabemos que esto no siempre es posible, y más habiendo sufrido el azote de las dos crisis económicas que ha vivido nuestro país, la crisis de 2008 y la actual recesión fruto de la Covid-19.

Para todas aquellas personas ahogadas por las deudas en Europa nació la Ley de la Segunda Oportunidad, legislación que vio la luz en nuestro país a mediados de 2015 y que otorga quitas importantes en las deudas, así como una restructuración de pagos realista siempre que sea lo más adecuado.

Prácticamente cualquier persona física y jurídica puede beneficiarse de la Ley de la Segunda Oportunidad, siempre que pase previamente por un concurso de acreedores y cumpla una serie de requisitos mínimos como demostrar su buena fe, no haber disfrutado de la exoneración en los últimos 10 años y contar con una deuda inferior a los 5.000.000 de euros.

En ave-fenix.es somos expertos en Ley de la Segunda Oportunidad, contacta con nosotros cuanto antes y empezaremos a gestionar tu caso lo antes posible.