El concurso consecutivo es un modo nuevo de procedimiento de insolvencia, configurado por la Ley 14/2013, de 27 de setiembre, para el apoyo a los emprendedores, en la reforma que hace de la Ley Concursal, Ley 22/2003, de 9 de julio, en su artículo 21, que está vigente desde el 18 de octubre de 2013. Siendo  actualizada mediante el Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, como mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de otra índole de orden social, y por la subsiguiente Ley 25/2015, de 28 de julio.

Diríamos que se trata del concurso que ha de declararse tras no conseguirse el acuerdo extrajudicial de pagos, o bien una vez iniciado el procedimiento; o bien, una vez aprobado éste y el deudor no es capaz de cumplir dicho acuerdo. Resultando ser en este caso, una vía para solicitar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho,

El nombre del término podría causar confusión en las personas que quieren recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad. Así pues, hemos de explicarte de un modo veraz pero sencillo en qué consiste dicho concurso consecutivo, cómo tramitarlo, cuánto tiempo tarda y cuáles son sus resultados.

Veamos, la Ley de Segunda Oportunidad tiene dos fases:

En primer lugar, sería el acuerdo extrajudicial de pagos (AEP). Durante dicha etapa, se debe intentar reestructurar el adeudo para hacer más sencillo su pago. Dicho periodo va dirigido por el mediador concursal, que se encargará  de declarar el concurso consecutivo cuando el acuerdo fracase. En segundo lugar estaría el concurso consecutivo. Durante esta etapa se sometería a análisis la posibilidad de aprobar alguna de las siguientes medidas: Un plan de pagos. se establecen unas condiciones de pago como quitas y esperas que pueden llegar a afectar a los créditos públicos (Seguridad Social y Hacienda, fundamentalmente).Puede tener una duración  máxima de hasta 5 años. El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI). Se trata de un sistema que cancelaría todas aquellas deudas que el deudor no pueda pagar.

En resumidas cuentas, se definiría el concurso consecutivo como la parte del proceso de segunda oportunidad que se celebraría frente al juez concursal y conduce a la obtención de la exoneración de la cuantía, como detallamos anteriormente. Y hemos de indicar también que en determinadas ocasiones se puede solicitar el BEPI antes que el AEP.

Los trámites a seguir, mediante el mediador concursal, son un proceso orientado a personas naturales, sean empresarios o no, con deudas inferiores a cinco millones de euros y también aplicable a determinadas empresas, aptas para solicitar el concurso abreviado.

El encargado de promover el concurso consecutivo es el mediador concursal, y lo hará siempre que se obtenga un convenio con los acreedores en el que no se pueda cumplir con el pago y cuando no se apruebe el acuerdo extrajudicial para tal fin.

Además de ello, ha de elaborar un informe pormenorizado en el que detallará aspectos como la situación del deudor y cualquier aspecto que deba tenerse en cuenta en el procedimiento.

La resolución final del mencionado concurso consecutivo tardaría usualmente un plazo de entre tres y siete meses.