(Estado de la cuestión de las deudas con Hacienda en Septiembre de 2020)

En muchos casos de insolvencia, encontramos deudas con organismos públicos. Todos los deudores saben que las deudas con Hacienda y con la SS no paran de crecer por los intereses, apremios y sanciones. Además, las deudas de derecho público pueden derivar en el embargo de cuentas bancarias y nóminas.

La Ley Concursal otorga un tratamiento especial a estos créditos, que obligatoriamente deben ser calificados como privilegiados en un 50% y que quedan fuera del posible acuerdo extrajudicial de pagos.

Hacienda y la Seguridad Social, han defendido hasta el Tribunal Supremo, que el beneficio de la exoneración de pasivo insatisfecho (BEPI) no alcanza al crédito público. Sin embargo, el Tribunal Supremo sentenció, el 2 de julio de 2019, que el crédito público se debe incluir en el sistema de exoneración. Esta doctrina es asumida por la muy reciente sentencia de la Audiencia de Barcelona de 8 de septiembre de 2020, que asume el criterio del Tribunal Supremo.

Por tanto, a septiembre de 2020, se puede afirmar que las deudas con Hacienda y la Seguridad Social pueden ser exonerados en los siguientes porcentajes:

  • Principal de la deuda 50%: Exoneración 0%
  • Principal de la deuda 50%: Exoneración 75%
  • Intereses y Sanciones: Exoneración 100%

Por último «Los motivos que congelan la segunda oportunidad en España siguen apuntando hacia la escasa divulgación de los poderes públicos y, por supuesto, al alarmante conflicto de intereses entre los principales acreedores del Pais y los efectos de la Ley»

Julián Alarcón. Especialista Segunda Oportunidad