¿Sabes que siendo autónomo también puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad? Esta ley, formulada para ayudar a las personas a salir de un gran endeudamiento, también puede ayudar a los profesionales y empresarios a saldar las deudas acumuladas por impagos.

Uno de los objetivos más claros de la Ley de Segunda Oportunidad es la de favorecer al emprendimiento. Es por eso por lo que están dispuestos a ayudar a aquellos que se hayan embarcado en una aventura empresarial y, por diferentes circunstancias, hayan acabado en la quiebra.

Pero, ¿Cómo acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad siendo autónomo? A continuación conocemos todas las particularidades del procedimiento así como las ventajas.

Cómo solicitar la Ley de Segunda Oportunidad siendo autónomo

Hasta el momento en el que se aprobó la Ley de Segunda Oportunidad, una persona podía arrastrar sus deudas durante muchos años. Pero desde el nacimiento de esta ley, los autónomos pueden recurrir a ella para cancelar esas deudas que son imposibles de solventar.

Ahora bien, para acogerse a ella es necesario cumplir una serie de requisitos que impiden que se realice un fraude a los acreedores. Siempre que se cumplan esos requisitos, los autónomos podrán optar a dos posibilidades:

  • Negociar con un acuerdo extrajudicial de pagos. Al poder negociar, se podrá reestructurar la deuda, es decir, que se establecen nuevos pagos más realistas y asequibles para el autónomo.

  • Solicitar la exoneración de las deudas. Si el autónomo liquida su patrimonio y, aún así, sigue teniendo una deuda, tendrá la posibilidad de solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho que le permitirá cancelar esas deudas a las que es imposible hacerles frente.

El proceso de la Ley de Segunda Oportunidad para los autónomos

Para poder acogerse al proceso de la Ley de Segunda Oportunidad siendo autónomo, se deberá rellenar un formulario que simplificará el proceso y que aportará seguridad judicial ya que incluye aquellos elementos que hay que tomar en consideración a la hora de realizar trámites sucesivos.

Una vez se haya presentado la solicitud, se nombrará un mediador concursal y se podrá abrir la fase del acuerdo extrajudicial. El objetivo en todo momento será el de negociar con los acreedores un proceso de pago factible y llevadero. En caso de contar con una mayoría suficiente, el resto de acreedores tendrá que acceder a las negociaciones.

En caso de que las negociaciones no lleguen a buen término, el autónomo podrá solicitar la apertura del concurso consecutivo. Es durante esta fase cuando se puede solicitar el BEPI para cancelar las deudas pendientes.

Particularidades de la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

Es importante destacar que, al igual que los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos no podrán recurrir a este mecanismo si han sido condenados por determinados delitos durante los 10 años anteriores. ¿Cuáles han sido esos delitos?

  • Falsedad documental.

  • Delitos contra:

    • El patrimonio.

    • Hacienda Pública o Seguridad Social.

    • El orden socioeconómico.

    • Los derechos de los trabajadores.

Así que si eres autónomo y necesitas deshacerte de unas deudas que te persiguen y no puedes afrontar por más que lo intentes, puedes optar por la Ley de Segunda Oportunidad.