Con la llegada de la crisis sanitaria hemos podido comprobar como la ley de la segunda oportunidad está en boca de todos. Desde su aprobación y entrada en vigor en el año 2015 no ha sido hasta ahora cuando se está reconociendo y a su misma vez, conociendo como la gente endeudada puede acogerse a ella para volver a comenzar su vida desde cero. Son muchas las personas que están indagando sobre esta ley para saber si pueden solicitarla. Desde que llegó el Covid-19, muchos autónomos están viendo la LSO como una vía de escape al gran endeudamiento al que han llegado para intentar salvar sus negocios o pequeñas empresas.

No obstante, como en todas las leyes, debes cumplir una serie de requisitos para poder acogerte a ella. De la misma manera tienes que conocer a fondo los límites que se pueden establecer. En lo que lleva de vigencia esta ley ya ha tenido varias modificaciones que se están acoplando al demás procedimiento. Vamos a explicarte lo que tienes que saber y los límites de esta ley para que no se te escape nada.

Los detalles que tienes que saber de la ley de la segunda oportunidad 

Para poder solicitarla es necesario que conozcas al 100% todos los detalles de la LSO. Toma nota para saber si la puedes solicitar para hacerlo cuanto antes:

  1. Se pueden acoger tanto autónomos como personas físicas al igual que empresas. Las dos primeras su procedimiento será similar dentro de la LSO, mientras que en el de las empresas será fuera de ella mediante el concurso de acreedores.
  1. No estás exento de perder algún bien, es decir, puede darse el caso de que tengas que entregar alguna propiedad a tu nombre para saldar una parte de la deuda. Por ello, tienes que estar dispuesto a todo para conseguir librarte de las deudas.
  1. Las deudas no se borran, durante cinco años los acreedores pueden volver a solicitar el pago de la deuda si tu situación económica cambia. Esto es así por ejemplo si adquieres una herencia de alta cantidad económica o eres beneficiario de algún premio económico…etc
  1. Para acogerte a la ley tendrás que tener una deuda de más de 15.000 euros, pues con importes inferiores te la denegarán en el primer momento.
  1. Con la LSO llegas a un acuerdo con los acreedores para pagar la deuda que tienes con ellos, si con tu patrimonio no llega, tendrás que hacer frente a la liquidez restante para saldarla.

Ahora ya conoces mejor la ley de la segunda oportunidad para barajar si puedes solicitarla o no. Es un instrumento que nos ayuda a volver a empezar una vida sin tanto agobio económico para poder respirar en el día a día. Si crees que cumples los requisitos y estás dispuesto a actuar de buena fe para llegar a un acuerdo, no dudes en contactar con nuestro equipo especializado en la materia. Te ayudaremos durante todo el proceso.