El Tribunal Supremo perdona la deuda a la Administración pública en la Ley de la Segunda Oportunidad. Lo que lleva a administradores concursales a sentirse muy, muy, optimistas:

Ley de la segunda oportunidad

La ley de la segunda oportunidad es el sistema creado en 2015 para que particulares y empresarios puedan librarse de deudas imposibles de abonar.

No obstante y para sorpresa de los administradores concursales, el salvavidas financiero que se esperaba “salvaría” miles de familias del azote de la crisis, no ha tenido hasta ahora la acogida esperada.

Una acogida de la que se prevé un importante aumento en los próximos meses:

Los Administradores Concursales de Aspac se muestra optimista

Administradores concursales agrupados en la asociación Aspac, prevén que tras la sentencia dictada por el Supremo el pasado 2 de Julio un gran número de ciudadanos ahogados por su situación financiera verán por fin la luz.

Una decisión tomada por el Supremo que exonera la deuda pública, a todos aquellos acogidos por la Ley de la Segunda Oportunidad.

Una contradicción latente

Basándonos en la última sentencia del supremo, la Ley de la Segunda Oportunidad aplicada hasta la fecha tenía una notable contradicción:

Dicha incoherencia radica en que el juez acepta un plan de pagos mientras la Administración mantiene la “ratificación a posteriori” en su papel como acreedor.

Por esta razón el Tribunal Supremo dicta que el acreedor público es una parte más en la deuda del afectado, y que por tanto debe estar incluida en su exoneración. Para que de esta manera se le “perdone” la totalidad de la deuda.

Los administradores concursales fomentan la idea de flexibilizar al sistema de la Ley de la Segunda Oportunidad. Con el objetivo de que los deudores sin activos disfruten de una exoneración rápida en la que se les ofrezca incluso la oportunidad de eludir la liquidación completa del patrimonio

Posibilidades que verán la luz en una nueva ley que afrontará el futuro Gobierno.

En opinión de Jordi Castells, uno de los administradores concursales más famosos y miembro de la junta directiva de Aspac:

La ley concursal “no ha sido capaz hasta ahora de dar respuesta  a las nuevas necesidades sociales” y “en cambio los juzgados sí están apuntando por donde puede ir la solución”

Castells también afirma que la última sentencia del supremo será “trascendente” para impulsar el número de personas acogidas a la Ley de la Segunda Oportunidad. Un proceso de desahogo económico que hasta la fecha cuenta con cifras muy por debajo de las esperadas.

«En cuanto los despachos conozcan que la tendencia va a ser permitir la exoneración de las deudas con la Administración existirá un incentivo para presentar casos de segunda oportunidad»
Jordi Castells.

Los expertos en materia financiera alertan del importante papel de los jueces en todo el proceso. Ya que la exoneración total de las deudas de un deudor siempre tendrá consecuencias para sus acreedores.

Procesos concursales para reflotar empresas:

Los administradores concursales también se muestran optimistas en que esta reforma de la Ley de la Segunda Oportunidad se convierta en una ayuda para reflotar a las empresas en lugar de para liquidarlas.

Ya que hasta la fecha el 90% de las instituciones acogidas a un concurso de acreedores termina por cerrar.

Seguiremos esta nueva reforma de la ley muy de cerca para ver qué cambios vivimos gracias a la sentencia del supremo, cambiamos que esperamos, sean muy positivos.