Pasos para acogerte a la Segunda Oportunidad

Acogerte a la Segunda Oportunidad

Posiblemente conozcamos algún caso, un amigo o un familiar, cuando no nosotros mismos, que hemos empezado un negocio con toda la ilusión posible. Con mucho esfuerzo y fe en el proyecto, y por cualquier circunstancia, que no habíamos contemplado, se ha ido a pique, dejándonos no solo sin un euro, sino con una deuda demasiado grande. Una situación de desequilibrio que puede acarrear la posibilidad incluso de enfermar.

En estos casos, nos vemos sometidos a una situación de desamparo ante la imposibilidad de asumir la deuda contraída. A partir de ese momento se cierran todas las puertas al crédito. Finalmente, la persona queda poco menos que convertida en un paria de la economía y, por tanto, de la sociedad de la que formamos parte.

Afortunadamente, puedes Acogerte a la Segunda Oportunidad. Una Ley gracias a la cual los empresarios, emprendedores y ciudadanos corrientes que se vean sumergidos en esta coyuntura económica pueden exonerar sus deudas. La Ley permite aligerar la carga financiera que tengan sobre sus hombros. Además de algunas otras medidas de orden social. Una ley que se encuentra dentro de la Ley 2572015 de 28 de Julio.

Una ayuda imprescindible para la renegociación en el modo en el que se pueden pagar las deudas contraídas. En el caso de ser un particular, estos litigios tendrán lugar en los juzgados de primera instancia. En los casos de emprendedores y empresarios, su resolución se llevará a cabo en los juzgados mercantiles.

Si te encuentras en esta situación y quieres saber si tienes derecho de acogerte a esta ley, sigue leyendo. Vamos a ver a continuación esos pasos necesarios para ser o no beneficiario de esta ley.

Cómo acogerse a la ley de segunda oportunidad

Para ser beneficiario y poder Acogerte a la Segunda Oportunidad, se deben seguir escrupulosamente los llamados Pasos Segunda Oportunidad. Para empezar, una decisión favorable durante el concurso y no haber sido declarado culpable por falsificación de los datos que facilita el cliente. Es decir, no se puede, bajo ningún concepto, mentir ni ocultar información relevante sobre la verdadera situación de insolvencia.

Un segundo paso sería la inexistencia de antecedentes penales por delitos socio económicos contra el patrimonio o haber cometido falsedad documental, ni tampoco haber actuado en contra de los derechos del trabajador durante la última década, y se debe demostrar que se ha intentado un acuerdo de pagos, extrajudicial, con los acreedores. También habrá que demostrar el pago en su integridad de los créditos, deudas, con los profesionales que gestionan todo el proceso, así como los créditos concursales privilegiados, como las hipotecas, aunque se podrá conservar la vivienda siempre y cuando el valor actual de esta sea superior a la deuda.

Por último, para Acogerte a la Segunda Oportunidad y disfrutar de todos sus beneficios, se debe haber hecho el intento de realizar un acuerdo extrajudicial para llevar a efecto los pagos que sean posible para el intervenido. Si llegados a este punto, los acreedores no aceptasen, se cancelarían las deudas en la fase final (BEPI). Para conseguir los resultados deseados no ha debido beneficiarse de esta ley durante los últimos 10 años, ni debe haber rechazado una oferta de trabajo acorde con sus capacidades en los cuatro últimos años antes de la declaración de concurso.

Si eres un empresario o administrador de una sociedad y el negocio estás en una situación de insolvencia contacta con un despacho especialista y un abogado concursal atenderá tu caso.

2019-08-13T12:56:25+00:00

Deja tu comentario