El plan de pagos es uno de los pilares fundamentales de la Ley de la Segunda Oportunidad y, en paralelo, uno de los conceptos que más dudas genera a todos aquellos que buscan exonerar sus deudas.

Con el fin de arrojar algo de luz sobre este concepto vamos a responder las dudas más frecuentes:

¿Qué es el plan de pagos?

El plan de pagos es el calendario donde quedan fijadas las fechas en las que tus acreedores podrán exigir parte de la deuda. Como podrás deducir este plan se crea después de la reestructuración de la deuda, que puede ser:

Mediante un proceso extrajudicial de pagos.  Por vía judicial.

Tras esta reestructuración queda fijado el plan de pagos, que es el calendario donde se refleja la nueva forma de pagar la deuda, en base a tu capacidad económica actual para hacerle frente.

¿Quién debe presentar el calendario de pagos?

La Ley de la Segunda Oportunidad estipula que es el deudor quien debe hacerse cargo de esta tarea, por lo que tu eres el encargado de crear dicho calendario. Para hacerlo deberás contar con un representante legal especializado en la materia.

¿Cuándo debe presentarse?

Existen dos momentos relevantes en los que deberás presentar el plan de pagos:

En el primer momento extrajudicial: Con al menos 20 días naturales antes de la fecha de reunión con los acreedores. De esta manera ellos también podrán preparar sus respuesta y propuestas alternativas para llegar a un acuerdo que resulte beneficioso para ambas partes. En dicha reunión se realiza una votación, y en base a los votos que obtengas podrás conseguir que el acuerdo sea obligatorio para todos los acreedores y/o que se incluyan plazos de espera más prolongados y quitas ilimitadas.  El segundo momento se da en el concurso consecutivo: Al tratarse de un proceso judicial el plan de pagos será obligatorio para todas las partes, el juez permitirá que todos los implicados participen en la operación, pero él mantendrá la última palabra.

¿Qué medidas puede incluir el plan de pagos?

En la fase extrajudicial puede suponer que se introduzcan las siguientes medidas:

Quitas: Cancelaciones totales o parciales de la deuda.  Esperas: Aplazamiento de los pagos.  Cesión de bienes y derechos como forma de pago.  Conversión de la deuda: En acciones, participaciones, préstamos participativos…

En la fase judicial encontramos las mismas medidas a introducir con la diferencia de que también podrán afectar a los créditos públicos.

¿Cuánto tiempo dura el plan de pagos?

Tiene una duración máxima de 5 años cuando se presenta por vía judicial. Cuando se presenta en la etapa extrajudicial y se obtiene el 75% o más de los votos favorables puede alargarse en hasta los 10 años.

¿Qué efectos tiene?

Negociar el plan de pagos en la etapa extrajudicial suspende por sí solo las ejecuciones y detiene el devengo de intereses. Una vez aprobado también se suspende por completo dicho devengo.

En la fase del acuerdo extrajudicial de pagos impide a los acreedores exigir el abono de su deuda en condiciones diferentes a las fijadas en el calendario.  En la etapa judicial y siempre que cumplas con su contenido elevan a definitivos los efectos del BEPI provisional, lo que cancela al completo tus deudas.  Si no se cumple con su contenido, necesitarás un abogado especializado en la materia para intentar conseguir el BEPI discrecional.