Para poder acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es necesario cumplir ciertos requisitos y aportar una serie de documentación. Uno de esos papeles que se deben entregar es el certificado de antecedentes penales. Una persona que no haya tenido problemas con la ley no le importará presentar este certificado pero, ¿qué ocurre con aquellos que sí tienen antecedentes penales? ¿Pueden optar a la Ley de Segunda Oportunidad? ¿Importa el tipo de delito o el tiempo que haya pasado?

Ley de Segunda Oportunidad: cómo afectan los antecedentes penales

El artículo 178 bis 3 de la Ley Concursal dicta que solo las personas que muestren buena fe tendrán la oportunidad de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. Para mostrar esa buena fe, la persona interesada en acogerse a la ley tendrá que superar una serie de exigencias establecidas.

Entre esas exigencias está la norma de que el deudor no haya sido condenado anteriormente por delitos socioeconómicos, contra el patrimonio, falsificación de documentos, contra los derechos de los trabajadores o contra la Seguridad Social y la Agencia Tributaria en los últimos 10 años.

¿Qué significa esto? Pues que si has cometido alguno de estos delitos en los últimos años, no podrás optar a la Ley de Segunda Oportunidad.

Igualmente, si la persona deudora se encuentra en un proceso penal, el juez suspenderá la petición hasta que se dicte una sentencia. El deudor no sabrá a ciencia cierta si su solicitud está denegada o aceptada hasta que no se acabe con el proceso penal.

¿Y el resto de delitos? ¿Afectan a la petición de la Ley de Segunda Oportunidad?

Aunque los delitos penales relacionados con actividades económicas y empresariales impiden al deudor acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, los antecedentes penales que hacen referencia a cualquier otro tipo de delito son irrelevantes, es decir, no se tienen en cuenta a la hora de aprobar la solicitud.

Esto quiere decir que si tienes antecedentes penales independientes al ámbito patrimonial sí que podrás presentar la solicitud y recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a la Ley de Segunda Oportunidad?

Además de no tener ningún antecedente penal relacionado con el ámbito económico, se necesitan cumplir una serie de requisitos para acogerse a este ley que da una segunda oportunidad a aquellos que lo necesitan realmente:

  • Tener una deuda que supere los 15.000 euros: es cierto que la ley permite acogerse con deudas menores, pero en muchos casos los costes del procedimiento suelen superar esa cifra, por lo que realmente no merece la pena pasar por este proceso si luego hay que pagar más.

  • Intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos: recuerda que hay que demostrar buena fe para acceder a la Ley de Segunda Oportunidad, e intentar llegar a un acuerdo extrajudicial para realizar los pagos pendientes es una de las mejores formas. En muchos casos no será posible llegar a un acuerdo por los ingresos del deudor, pero el juez lo tendrá muy en cuenta.

  • Contactar con verdaderos profesionales: si deseas acceder a esta ley, te recomendamos que contactes con verdaderos profesionales especializados en la Ley de Segunda Oportunidad.