Qué es la reunificación de deudas

Reunificación de Deudas

La reunificación de deudas es un proceso mediante el cual se unifica una serie de préstamos, créditos, hipotecas o cualquier tipo de obligación impagos, obtenidos a través de una entidad bancaria o un particular.

A este beneficio pueden acceder todas las personas físicas que se declaren económicamente insolventes, pero que a su vez cumplen con una serie de requisitos que detallaremos más adelante.

Para lograrlo es necesario reunir: un deudor, un mediador, que garantice el éxito en las negociaciones, un juez que pueda tutelar el acuerdo y garantice las buenas intenciones del deudor, y por supuesto un demandante predispuesto a llegar a un acuerdo entre las partes.

¿En qué consiste este beneficio?

Consiste en llegar a un acuerdo que permita al deudor obtener condiciones de pago más favorables que las obtenidas anteriormente, para poder así cancelar definitivamente su deuda.

Ave Fenix es una empresa mediadora que te acompañará durante todo este proceso con abogados especialistas, a través de la nueva Ley de Segunda Oportunidad. Esta ley le abre las puertas a personas endeudadas que buscan salir adelante en sus vidas.

El camino hacia la reunificación de las deudas no será complicado si lo dejas en manos de Ave Fenix.

Nosotros estudiaremos el caso, analizaremos tus deudas, los intereses que debes pagar y los plazos que tenemos por delante para, una vez aprobada la operación, comenzar a negociar las nuevas condiciones de pago.

Cuando el proceso esté en marcha, se cancelarán todas tus obligaciones anteriores y se reunificaran en una sola con las nuevas condiciones previamente negociadas.

Este nuevo acuerdo sumará el total de nuestras deudas pendientes y tendrá tanto un nuevo tipo de interés como un nuevo plazo de amortización. De esta manera se establecerán cuotas más accesibles, acordes a la capacidad de pago y necesidades del beneficiario.

Requisitos para comenzar la reunificación

Tener un ingreso mensual

La ley exige que tengas un ingreso mínimo que asegure el cumplimiento de los requisitos de “buena fe” correspondientes. Además, no tener ingresos imposibilita llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos.

Que tus activos no alcancen el monto que debes

Debes tener en claro que en caso de no llegar a un acuerdo extrajudicial deberás estar dispuesto a perder tus activos (propiedades, autos, etc.). Además, el valor de estos no debe superar el total del monto a pagar.

No tener garantías de terceros

Tenerlos implica que te acoges a la ley contando con ellos o aceptando que se queden como únicos deudores.

Disponer de los recursos económicos necesarios

Para iniciar el proceso debes tener en cuenta que necesitaras de un abogado, procurador, notario, registro mercantil y mediador. Lo que incluye una tarifa fija, impuestos, tasas de mediación y registro de la propiedad.

Es recomendable que tu deuda sea superior a 15000 Euros

Si bien este no es un requisito indispensable, lo aconsejable es que el monto que adeudas no sea menor a los gastos que puedas llegar a tener durante este procedimiento.

Ave Fenix. Una nueva oportunidad, un nuevo comienzo, una nueva vida.

Si eres un empresario o administrador de una sociedad y el negocio estás en una situación de insolvencia contacta con un despacho especialista y un abogado concursal atenderá tu caso.

2019-08-13T12:50:50+00:00

Deja tu comentario