Puede ser que desconozcas la figura profesional de la que vamos a hablar en este artículo de hoy. Tal vez sea de los expertos que menos se conocen porque no te hayas visto envuelto en una situación en la que el protagonista es él. Estamos hablando del procurador concursal. Cuando iniciamos un procedimiento concursal es el profesional que va a tratar todo el tema en su condición de Juez del Concurso. Normalmente, son expertos licenciados en Derecho o en Economía. Vamos a informarte mejor sobre todo este asunto para que no te pierdas ningún detalle.

¿En qué consiste exactamente la administración concursal? 

Esta administración es el organismo que se encarga de estudiar y analizar la situación de una empresa. Esto lo realiza con el fin de administrarla para que pueda conseguir todos los beneficios posibles en todas las partes del concurso.

Cabe destacar que los procuradores concursales no son funcionarios públicos, al igual que la administración concursal no es la que todos conocemos como la pública. El procurador solamente busca conseguir los intereses de todos aquellos casos que le llegan a sus manos de manera objetiva.

¿Cuáles son las funciones que desemplea este profesional? 

Los principios más importantes de todo procurador concursal son: conseguir el pago de las deudas de los acreedores y, por otro lado, intentar salvar económicamente la empresa del caso en cuestión. Después de conocer esto vamos a detallarte todas las funciones que tiene y que puede desempeñar.

  1. Desde el primer momento lo que hacen es realizar un informe en el que exprese la situación actual de la empresa. Analiza cada detalle para saber de qué manera ha podido llegar a la insolvencia. Deberá contar con toda la información necesaria para poder elaborarlo, tanto del año en activo como de los anteriores periodos.
  1. Otra labor de la que se encarga es en coger la dirección de las acciones económicas del afectado. Lo que se suele hacer en este caso, es intentar que la empresa siga funcionando para poder avanzar e intentar seguir pagando los salarios y las pequeñas deudas que pueda tener contraídas.
  1. Además, tiene capacidad para realizar todos los acuerdos tanto mercantiles como aquellos contratos que se realicen para poder vender o liquidar cualquier bien de una empresa.
  1. Puede llevar a cabo las obligaciones tanto contables, como fiscales o laborales con la administración. Tiene el poder para presentar tantos documentos como se necesiten sobre cuentas, liquidaciones o declaraciones de impuestos de una empresa.
  1. Cuando coge las riendas económicas de una empresa también puede gestionar todo lo demás como contratación de nueva plantilla de trabajadores, como despidos, modificar algún punto en los contratos de trabajo… Etc.

Después de toda esta información, ya puedes conocer de qué manera puede ayudarte un procurador concursal y cómo puede velar por todos los intereses de tu empresa. Es el que intentará salvar por todos los medios la continuidad de la marca que le llegue de la manera más objetiva y profesional posible.