Aprender a administrar tus deudas es fundamental para evitar caer en bancarrota. No obstante, existen ocasiones en las que resulta imposible hacer frente a los préstamos que se tienen concedidos. Es entonces cuando te haces la temida pregunta: ¿Qué hacer cuando las deudas te superan? ¿Cómo solucionar los impagos?

¿A cuánto ascienden las deudas?

Lo primero que tienes que hacer es una lista con todas las deudas que tengas pendientes. Incluye en esa lista el pago mensual que debes realizar y la fecha de finalización. Al tener por escrito cuanto dinero debes, podrás ver una imagen general del conjunto y organizar tu dinero para hacer frente a la situación.

Consulta esta lista de forma periódica y mantenla actualizada a medida que van cambiando las fechas y las cantidades.

Crea un calendario para el pago de deudas

Al tener varios préstamos activos tendrás también diferentes fechas de cobro. Esto significa que cada financiera cobrará el recibo mensual en un día diferente y generará un descontrol en tu agenda de pagos.

En tu calendario para el pago de deudas, escribe claramente cuándo es la fecha de cobro de cada préstamo y la cantidad. Así podrás tener el dinero listo para la fecha exacta.

Las devoluciones de recibos pueden generar un coste extra que, en ocasiones, supone más dinero que el propio pago de la cuota mensual. Al tener bien agendadas las fechas de cobro, esto no te pasará y no tendrás que pagar un recargo que descuadrará de nuevo tus cuentas.

¿No puedes hacer el pago completo? Realiza el pago mínimo

A veces resulta imposible hacer el pago completo. En estos casos siempre recomendamos hacer, al menos, el pago mínimo para evitar tener un impago en el expediente.

El pago mínimo no te ayudará a avanzar demasiado en tu deuda, pero mantendrá tus cuentas al día. Piensa que cuando se tiene alguna cuota pendiente resulta más difícil ponerse al día.

Da prioridad de pagos a las tarjetas con tasas de interés más altas

Las tarjetas o los préstamos que tienen el interés más alto deberían ser tu prioridad a la hora de pagar, ¿por qué? Pues precisamente porque es la que te costará más pagar una vez haya vencido el pago de la deuda.

Es cierto que también puedes optar por pagar las cantidades más pequeñas primero pero, a la larga, podría perjudicarte.

Crea un fondo de emergencia

Ahorrar hoy en día es un proceso complicado, especialmente cuando se tienen deudas pendientes. Aún así, cuando puedas, crea un fondo de emergencia que te permita realizar algunos pagos atrasados o pendientes.

Igualmente, si recibes un dinero extra, puedes adelantar algún pago para pagar la deuda antes de lo previsto.

¿No puedes con tus deudas? Pide ayuda

Si no puedes hacer frente a la situación y te ves desbordado con tus deudas, contacta con nosotros para poder tener una segunda oportunidad y empezar de cero gracias a la Ley Segunda Oportunidad.

En Ave Fénix somos expertos en deudas, así que no lo pienses más y comienza a respirar tranquilo. ¡Te ayudaremos en todo lo que necesites!