La tarjeta de crédito es un sistema que nos permite abonar nuestras compras sin llevar dinero encima, en la mayoría de casos ni siquiera hace falta tener dinero en la cuenta bancaria. Como su propio nombre indica es una tarjeta de crédito y no una tarjeta de débito.

Ser titular de una tarjeta de crédito significa que la entidad bancaria pone ese crédito a tu disposición, es decir, tú puedes pagar las compras con esa tarjeta aunque estés sin fondos actualmente, pues la entidad pagará y se cobrará ese dinero (La mayoría de veces con intereses) pasado un tiempo.

Quizá pensemos que lo tenemos todo bajo control y gastemos todo lo que tenemos con la confianza de recibir dinero en la cuenta pasados unos días, sin embargo un imprevisto financiero o un mal control de nuestros gastos puede derivar en que esto no sea así y la deuda de la tarjeta de crédito se queda sin saldar

¿Qué pasa entonces?

¿Qué pasa si no puedo pagar las deudas de mi tarjeta de crédito?

La primera consecuencia del impago de la tarjeta de crédito es el devengo de intereses de demora. Conviene saldar la cantidad adeudada lo antes posible, pues cuanto más tiempo pase mayores serán los intereses acumulados y más difícil será hacer frente a dicha deuda.

Si como cliente sigues sin abonar las deudas de tu tarjeta de crédito el banco se verá obligado a tomar medidas:

Medidas de las entidades bancarias frente a los impagos de tarjetas de crédito

Bloqueo de la tarjeta: Es la primera medida, ya que no quieren que sigas acumulando una deuda que no saben si vas a saldar.

Aporte de nuevas comisiones e intereses: Si gastas una cantidad superior a la acordada con la entidad bancaria, esto devengará en unos intereses adicionales más allá de los que ya incluye la tarjeta de crédito. Esto se traduce en una cantidad a deber más elevada. Si la situación continúa se te incluirá en un listado de morosos, lo que dificulta mucho conseguir financiación a futuro.

Reclamación de la deuda por vía judicial: Si la deuda se prolonga demasiado la entidad bancaria puede acudir a la justicia para “obligarte” a pagar, esto solo lo hará cuando agote todas sus posibilidades de cobro por la vía extrajudicial.  ¿Qué hacer si ya no puedo más con las deudas?

Muchas veces los descubiertos en la tarjeta de crédito se deben a una mala gestión puntual o a un contratiempo inesperado, en este caso con saldar la deuda nada más nos sea posible ya estaría todo arreglado (Además de tomar medidas para que no nos vuelva a pasar en el futuro)

Si por contra tu problema es que te ves ahogado por las deudas, no sabes como podrás hacerles frente y ya no cuentas con medios de pago, puedes acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad. Se trata de un mecanismo legal para conseguir importantes quitas en las deudas, pudiendo alcanzar la exoneración total.

Si necesitas información para acogerte a esta ley, contacta hoy mismo con ave-fenix.es y te informaremos de como podemos ayudarte.