Un empresario sevillano evita pagar casi 2 millones de euros gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad

Un exempresario evita pagar 2 millones de deuda derivada de una mala experiencia empresarial

Un empresario sevillano ha sido liberado por el juzgado de Primera Instancia 14 de Sevilla de pagar una deuda total de 1.926.594 euros a sus 60 años. El juzgado ha considerado que el sevillano cumple todos los requisitos para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad y exonerarle de la deuda que contraía.

El deudor se acogió a la Ley de la Segunda Oportunidad debido a que había sufrido «un concurso de acreedores fortuito». El implicado nunca había sido condenado por delitos económicos. Antes de acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad intentó llegar a un acuerdo con los acreedores.

El beneficiario de la Ley, en la actualidad, tiene un trabajo y un sueldo «normal» y que fueron unas inversiones inmobiliarias las que le endeudaron e hicieron que más de la mitad de su nómina quedase embargada. «Una situación que han sufrido muchos empresarios tras la crisis».

Cada vez son mas personas las que deciden acogerse a esta nueva ley ante una situación de endeudamiento como la del exempresario sevillano. A pesar del aumento de solicitudes, aún existe mucho desconocimiento sobre esta ley que entró en vigor en España en el año 2015.

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad permite librar tanto a particulares como a autónomos o empresarios del pago de una deuda a acreedores. Claro está que para acogerse a esta ley, antes deberán haber actuado de buena fe e intentado aplazar la deuda directamente con los acreedores.

También se debería haber fijado un calendario de pago no superior a los diez años, o bien el pago de la deuda mediante la cesión de bienes. Es cuando no se logra un acuerdo cuando se puede acudir a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Otros países, como Italia, Alemania o Francia, existen leyes muy parecidas que se llevan aplicando unos años como consecuencia de la crisis.

¿Quién puede acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad es, en realidad, una modificación de la ley concursal de 2015. “Antes de 2015, no pasaba nada, te quedabas igual, tus deudas subsistían y seguías debiendo todo”, asegura un abogado llamado Javier Álvarez. El nombre oficial de esta ley es «Ley de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social».

Ahora, si una persona cumple una serie de requisitos, puede someterse a un proceso concursal en el que se intenta llegar a un acuerdo con los proveedores. De no llegar a un acuerdo, la persona puede librarse del pago.

Es por lo que esta nueva ley interesa especialmente a personas físicas que están sobreendeudadas. Es decir, que tienen más pasivos (deudas) que activos o que, simplemente, tienen deudas.

Hasta el año 2015 el número de casos era muy reducido, pero a partir de la Ley de la Segunda Oportunidad, el número de personas que lo solicitan ha crecido exponencialmente.

Más información

Si eres un empresario o administrador de una sociedad y el negocio estás en una situación de insolvencia contacta con un despacho especialista y un abogado concursal atenderá tu caso.

Asesórate sobre el Concurso de Acreedores Voluntario
2019-08-13T12:51:49+00:00

Deja tu comentario